Noticias y Novedades -

Blog & Noticias

Novedades, información y noticias de Fecundart

Vasectomía y criopreservación de semen

Vasectomía y criopreservación de semen

Nota publicada en La Voz del Interior el 18 de abril de 2018, 00:01

 

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina. El resguardo de la fertilidad es una opción atractiva en estos casos.

La ley 25.673 del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable establece que la vasectomía es un método de planificación familiar o anticoncepción.

En la práctica se registra un aumento de esta cirugía en el marco de una legislación que la habilita y de un cambio gradual en la conducta masculina (disminución del machismo y paternidad responsable).

La vasectomía es una cirugía segura, simple, poco invasiva, que se realiza con anestesia local.

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina (deseo, excitación, orgasmo). (Fecundart)

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina (deseo, excitación, orgasmo). (Fecundart)Consiste en una pequeña incisión a nivel del escroto a través de la cual se seccionan y se ligan los conductos que llevan los espermatozoides al exterior (conductos deferentes).

La verificación de su efectividad requiere un tiempo de espera de tres meses o 20 eyaculaciones, con un control por espermograma, para documentar la inexistencia de espermatozoides en el semen.

Es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina, en ninguna de sus fases: deseo, excitación y orgasmo. Hace más grata y placentera la relación sexual, porque desaparece el temor al embarazo no deseado. Es importante remarcar que no previene las enfermedades de transmisión sexual.

El volumen del semen puede modificarse levemente y ser, al mismo tiempo, más transparente y menos viscoso debido a la ausencia de espermatozoides.

Laboratorio de fertilización asistida. (Fecundart)

Laboratorio de fertilización asistida. (Fecundart)Debe considerarse como un método irreversible. A pesar de ello, existen técnicas de recanalización con microcirugía de los conductos deferentes (vasovasostomía). No obstante, la recuperación de la fertilidad masculina fisiológica puede tardar hasta dos años después de su reversión, sobre todo si la recanalización se realiza pasados 10 o más años después de la vasectomía.

Criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción a tener en cuenta en estos casos. (Fecundart)

Criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción a tener en cuenta en estos casos. (Fecundart)

Resguardo de la fertilidad

La criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción atractiva en estos casos. La técnica permite un resguardo de la fertilidad en el varón evitando la cirugía de recanalización o la biopsia testicular en aquellas parejas que en un futuro necesiten un tratamiento de reproducción asistida (inseminaciones-Icsi).

Pareja joven. (Fecundart)

Pareja joven. (Fecundart)Los buenos resultados de la reproducción asistida, sobre todo del Icsi (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) con espermatozides obtenidos por biopsia testicular o criopreservados, hacen que la técnica sea indicada cada vez con más frecuencia en estas parejas.

A pesar de ello, tanto la cirugía para revertirla (la criopreservación de semen) como la reproducción asistida no aseguran el logro de un embarazo en el 100 por ciento de los casos.

Por este motivo debemos ser muy prudentes al momento de indicar una vasectomía en pacientes jóvenes y sin hijos.

Prof. Dr. Raúl Belén 

Urólogo, sexólogo y andrólogo.

Dr. Mariano Pérez

Bioquímico, embriólogo clínico. Director del laboratorio de reproducción asistida de la fundación Fecundart.

Instituto Integral de Fertilización Asistida

www.fecundart.com.ar

Tel.: (0351) 425-7182.

Más

Preservación de la fertilidad en el varón

La utilización de espermatozoides criopreservados en técnicas de reproducción asistida logra tasas de embarazo similares a las muestras en fresco. (Fecundart)

Por Fecundart
La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. Es un procedimiento seguro, efectivo y accesible.

 

Banco de semen

Un banco de semen es una institución que colecta y conserva el semen humano con fines reproductivos. Las muestras de semen se criopreservan en nitrógeno líquido (-196°C) y se mantienen en contenedores especiales. Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos.

 Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio. (Fecundart)

Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio. (Fecundart)

No hay un tiempo límite de conservación, hay nacimientos de niños sanos con semen criopreservado por 20 años.

¿En que casos se recomienda?

Podemos citar algunos:

  • La mayoría de los hombres que eligen la vasectomía como una forma de control de la natalidad lo consideran una decisión definitiva. Sin embargo, pueden ocurrir cambios inesperados que lleven al deseo de tener más hijos. Dado que es una cirugía que se planea con tiempo, la criopreservación de semen previa a la vasectomía provee una forma efectiva de preservación de la fertilidad.
La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. (Fecundart)La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. (Fecundart)
  • Distintos tipos de cáncer ocurren en adolescentes y jóvenes. Estos necesitarán tratamientos de radio y quimioterapia que en la actualidad son muy efectivos, pero muy tóxicos para la espermatogénesis. Algunas de estas terapias presentan un alto riesgo de esterilidad definitiva.
  • Aunque el tiempo entre el diagnóstico de la enfermedad y el inicio del tratamiento es corto, existe generalmente un lapso de varios días en los que el paciente puede criopreservar semen. Se recomienda congelar un mínimo de dos muestras previo a la cirugía y/o terapia, sin embargo, el número adecuado de muestras puede variar en relación a la calidad del semen en el momento de la congelación.
 La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. (Fecundart)La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. (Fecundart)
  • La criopreservación de semen de donante. La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. Está indicada en aquellas parejas donde el hombre no presenta espermatozoides (azoospermia), en parejas igualitarias o en aquellas pacientes con deseo de formar una familia monoparental.

Criopreservación de semen y reproducción asistida

Para lograr el embarazo utilizando semen criopreservado es necesario realizar un tratamiento de reproducción asistida, ya sea de baja o alta complejidad, como la inseminación intrauterina o la fertilización in vitro (ICSI).

Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos. (Fecundart)

Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos. (Fecundart)

 

Numerosos estudios han demostrado que la utilización de espermatozoides criopreservados en técnicas de reproducción asistida logra tasas de embarazo similares a las muestras en fresco.

Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio.

 

Doctor José Perez Alzaa 

Ginecólogo – Especialista en Medicina Reproductiva

Licenciada Ariela Mata

Especialista en Embriología Clínica

Fecundart

Instituto Integral de Fertilización Asistida

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351 – 4257182

Más

Ovodonación: una alternativa para que muchas mujeres puedan ser mamás.

 

Nota publicada en La Voz el día 13 de octubre de 2017

 

La técnica, muy usada en el último tiempo, es efectiva en el 55% de los casos y es posible acceder sin lista de espera. 

El cambio sociocultural que le permitió a la mujer la inserción en el mundo laboral y universitario modificó sus proyectos vitales y, entre otras decisiones, la llevó a posponer el preciado deseo de la maternidad.

Es importante tener en cuenta que en la mujer la fertilidad está muy ligada al reloj biológico, ya que desde los 35 años su reserva ovárica empieza a disminuir, progresivamente cada vez más, hasta convertirse en una barrera infranqueable para poder concebir.

Para estos casos y otros que describiremos en esta nota, la ovodonación aparece como la gran alternativa a la hora de retomar el camino para concretar el sueño de tener un hijo.

La técnica de Ovodonación es muy utilizada en el último tiempo y efectiva en el 55 por ciento de los casos. (Fecundart)

La técnica de Ovodonación es muy utilizada en el último tiempo y efectiva en el 55 por ciento de los casos. (Fecundart)La ovodonación es una técnica de fertilización asistida de alta complejidad, muy usada en el último tiempo, con resultados exitosos en alrededor del 55% de los casos. Comienza con el acto solidario y anónimo de una mujer (donante), que le dona sus óvulos a otra (receptora) para que esta pueda lograr un embarazo.

La técnica se indica también para aquellas mujeres que no pueden concretar su anhelo de ser madres por otras causas como, por ejemplo, no disponer de óvulos propios por falla ovárica prematura, tratamientos de quimioterapia, enfermedades hereditarias transmisibles, etcétera.

La donante

La  donante de óvulos debe ser una mujer joven y sana, cuya edad estará entre los 21 y los 30 años. Para saber si es apta para donar deberá sortear una serie de exigentes pruebas de laboratorio. Se trata de análisis de sangre para estudios de tipo cromosómico (cariotipo) y de diagnóstico para descartar alguna mutación de fibrosis quística. También se le realizan estudios que le revelarán al especialista si la donante padece alguna enfermedad infecto-contagiosa como VIH, hepatitis B, hepatitis c, gonorrea, sífilis y clamidia.

Además, se efectúa un test psicológico para conocer la aptitud emocional de la donante.

Para donar óvulos la paciente deberá recibir cierta medicación capaz de provocar que sus ovarios desarrollen una mayor cantidad de óvulos en un solo ciclo.

Una vez que los óvulos de la donante están maduros, son recolectados, evaluados y clasificados por el embriólogo en el laboratorio de reproducción asistida para su posterior fertilización y transferencia embrionaria.

La receptora

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. También se incluye el test de enfermedades infectocontagiosas. Si tiene más de 45 años se agrega además una evaluación de la función cardíaca y el riesgo de enfermedades relacionadas con el embarazo.

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. (Fecundart)

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. (Fecundart)A la pareja se le aconseja ayuda psicológica por la complejidad de la decisión del uso de los óvulos donados.

En Fecundart contamos con un banco de óvulos propio para satisfacer la demanda de este tratamiento, sin necesidad de listas de espera.

Fecundart, en el año 2005, fue el primer centro de Córdoba en lograr concebir un bebé a partir de óvulos congelados. (Fecundart)

Fecundart, en el año 2005, fue el primer centro de Córdoba en lograr concebir un bebé a partir de óvulos congelados. (Fecundart)En 2005 fuimos el primer centro de Córdoba que logró concebir un bebé a partir de óvulos congelados. Desde entonces hemos adquirido una gran experiencia en lo que se refiere a criopreservación, requisito fundamental para tener un banco de óvulos que proporcione respuestas concretas a nuestros pacientes.

Dra. Lucía Piscitelli

Director de Laboratorio, Dr. Mariano Pérez

Fecundart  

Instituto Integral de Fertilización Asistida 

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351-4257182

Más

Resguardo de la Fertilidad: Cuando vos decidas

 

Nota publicada en La Voz el día 29 de agosto de 2017

Si pensás en congelar tus óvulos para programar tu maternidad, aquí te mostramos algunos datos útiles.

Las mujeres nacen con un número determinado de óvulos que van perdiendo a lo largo de su vida.

Estos en algún momento se agotan y no vuelven a generarse.

Es así que la pérdida del capital de óvulos sea la responsable de la disminución de la fertilidad de la mujer después de los 35 años.

La tendencia de estos tiempos a postergar la maternidad explica el aumento progresivo del número de parejas que consultan por problemas de fertilidad en nuestro centro.Una forma de poner a resguardo la fertilidad es criopreservar óvulos para poder utilizarlos en un futuro.

Aquí te aportamos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de decidirte.

¿Qué ofrecemos?

Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por sí en el futuro surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida. (Fecundart)

Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por sí en el futuro surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida. (Fecundart)Así como desde hace tiempo existen bancos de células madre, Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por si en el futuro, al buscar un embarazo, surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida.

¿Por qué hacerlo?

Porque tenés un reloj biológico que no podés detener ni pausar.

Los años pasan rápido, realizamos estudios universitarios, carreras de posgrado, buscando no sólo estabilidad laboral sino realización personal, viajando, conociendo gente, hasta tomar la decisión de encarar el proyecto de la maternidad sola o en pareja.

Y es en esta etapa de la vida cuando descubrís que tu capital de óvulos está disminuido y que te impide embarazarte.

¿Cuándo hacerlo?

Lo ideal es antes de los 35 años. Se sabe que luego la pérdida del capital de óvulos se acelera abruptamente. Aunque no existe una edad límite establecida, el beneficio de hacerlo luego de los 40 es cuestionable.

¿Cómo se hace?

El procedimiento consta de un tratamiento de estimulación ovárica con inyección de hormonas durante un promedio de siete días.

Luego, bajo sedación anestésica y con guía ecográfica, realizamos la punción ovárica por vía transvaginal para la extracción de los óvulos que criopreservaremos mediante una técnica muy efectiva llamada vitrificación.

De este modo los óvulos pueden ser guardados indefinidamente.

¿En que otras pacientes lo realizamos?

En pacientes que van a ser sometidas a tratamientos por cáncer (quimio-radioterapia), para proteger sus óvulos de la toxicidad que se da en estos casos y para poder obtener un embarazo luego de ser curadas.

¿Cuando puedo utilizar mis óvulos?

“Cuando vos lo decidas”. Lo recomendado es antes los 45 años.

En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. (Fecundart)

En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. (Fecundart)En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. Desde aquella fecha hasta la actualidad, realizamos esta técnica en forma rutinaria con tasas de embarazos similares a las obtenidas con óvulos frescos.

Las consultas en nuestros comienzos eran escasas, pero poco a poco el escenario fue cambiando y hoy en día el interés de muchas mujeres sobre el tema es cada vez más frecuente.

Creemos en esta medida preventiva para evitar la “infertilidad” cuya aplicación permitirá concretar tu sueño más preciado.

Dra. CAFFARATTI Cecilia – Dr. PÉREZ ALZA José A.

Fecundart  

Instituto Integral de Fertilización Asistida 

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351-4257182

Más

Banco de óvulos

Nota publicada en La Voz el día 

Una herramienta indispensable para un centro moderno de reproducción asistida que reduce los tiempos de espera en los tratamientos de ovodonación.

 

¿Qué es un banco de óvulos?

La llegada de la vitrificación (técnica de reproducción asistida que permite la criopreservación de óvulos y de embriones) hizo posible que algunos centros de reproducción asistida pudieran contar con “bancos de óvulos”.

Un banco de óvulos es una herramienta indispensable en un centro moderno de reproducción asistida que nos permite:

  • Preservar la fertilidad (indicaciones oncológicas, quimioterapia, razones sociales).
  • Reducir del número total de embriones criopreservados.
  • La ovodonación.

Fecundart cuenta con un banco de óvulos desde el año 2009 y se encuentra acreditado por Refes (Registro Federal de Establecimientos de Salud).

Nuestro primer nacimiento fue en 2010 (primero en la provincia).

¿Qué es la ovodonación?

Es una técnica de reproducción asistida indicada principalmente en pacientes que han agotado su capital de óvulos.

Con esta técnica, una paciente (donante) dona a otra un número determinado de óvulos que son fecundados con los espermatozoides de su pareja o donante.

Los embriones obtenidos son transferidos al útero de la receptora.

¿Cuáles serían las ventajas de un banco de óvulos?

Nos permite confirmar (guardar) un número adecuado de ovocitos para cada receptora, antes del inicio del tratamiento.

Además, facilita la sincronización de la transferencia embrionaria entre la donante y la receptora.

Logra mejores resultados que los obtenidos con ovocitos no criopreservados (frescos).

¿Cuáles son los resultados de la ovodonación con óvulos criopreservados?

Son muy buenos: oscilan entre un 40 y un 50 por ciento de embarazo por transferencia embrionaria.

¿Qué estudios debe realizar la pareja?

En líneas generales, debe realizar los exámenes de rutina que se llevan adelante durante el estudio de la pareja estéril (investigación de las infecciones que puedan generar algún problema en el embarazo, VIH, rubéola, hepatitis B-C, VDRL, espermograma-cultivo, ecografía, papanicolau-mamografía, grupo y factor).

Sumamos a estos el diagnóstico genético de portador sano de fibrosis quística y el estudio de la cavidad uterina mediante histeroscopia.

¿Cuánto debe esperar una paciente para iniciar un tratamiento de ovodonación? ¿Existe lista de espera?

La paciente sólo deberá esperar el tiempo que demande la realización de los estudios previos (un mes).

En nuestro banco contamos con un importante número de óvulos que nos permite dar respuesta a todas nuestras pacientes. Sin lista de espera.

Bioq. Mariano PÉREZ*

Dra. Lucrecia ROJO**

* Director de laboratorio de reproducción asistida Fecundart.

** Especialista en ginecología-reproducción asistida.

 

Más

40 años, siete millones de vidas

Nota publicada en LaVoz, el día 14 de noviembre de 2017

La Reproducción Asistida está por cumplir 40 años. Aquel mes de julio de 1978, el mundo se asombraba con el nacimiento de Louis Brown mediante la técnica de Fertilización “in vitro” (FIV). Desde entonces, más de siete millones de personas nacieron con la ayuda de distintos tratamientos. Los avances científicos en este terreno han sido numerosos, aportando un aumento en la tasa de embarazos y una reducción en la incidencia de complicaciones.

 

Los cambios más destacados en la última década

  • Creciente utilización del ICSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides) en lugar de la FIV, especialmente en Latinoamérica, debido a que asegura un mayor número de embriones y menos fallas de fecundación.
  • Sostenido aumento de los ciclos con criopreservación embrionaria. La técnica de vitrificación muestra resultados comparables o superiores a los obtenidos con embriones no criopreservados. Su incorporación a la práctica cotidiana aumentó la tasa de embarazos en un 15% por ciclo de ICSI.
  • El perfeccionamiento de los métodos de cultivo embrionario permite obtener embriones en estadío de blastocistos (5-6 día de cultivo in vitro), esto hace posible una mejor sincronización entre el estadío del embrión y la madurez endometrial en el momento de la transferencia y una mejor elección del embrión por transferir.
  • La criopreservación (vitrificación) de ovocitos, impensable en los años ’90, es hoy una herramienta fundamental en nuestra especialidad. Su utilización hace posible la preservación de la fertilidad de mujeres sometidas a tratamientos oncológicos, o en aquellas que transitoriamente postergan su maternidad por razones profesionales-  sociales.
  • La transferencia de 1-2 embriones en la totalidad de los ciclos actuales, en nuestro centro, trajo aparejada una reducción sustancial en la tasa de embarazos múltiples, sobre todo los de alto rango (trillizos, cuatrillizos).
  • El estudio molecular del endometrio, que nos informa sobre la receptividad endometrial y nos muestra el momento ideal para realizar la transferencia de embriones criopreservados.
  • La donación de óvulos, que hace posible tasas de embarazo del 50% en pacientes con una cantidad y calidad de óvulos muy reducida.
  • La aplicación de la biología y genética molecular PGS (Screening Genético preimplantatorio) hace posible el diagnostico de anomalías cromosómicas responsables de los fracasos de implantación. La técnica nos permite reconocer aquellos embriones con capacidad para evolucionar favorablemente, reduciendo así la tasa de abortos, embarazos múltiples y la criopreservación de embriones no viables.

Resultados esperados

En sintonía con estos avances científicos, la tecnología y el entrenamiento profesional adquirido en nuestro centro, logramos que tres de cuatro mujeres tengan un niño, ya sea como resultado de los tratamientos aplicados (60%), o bien por concepción natural (15%).

La edad de las pacientes es el factor pronóstico más importante.

El éxito de un tratamiento demanda tiempo y en algunos casos la necesidad de repetirlos.

La buena comunicación entre los pacientes y el equipo tratante (contención e información necesaria) resulta clave para transitar este proceso y reducir el abandono de parejas que tienen buenas probabilidades de concepción.

Doctora Julieta Heredia – Doctor José Perez Alzaa

Instituto Integral de Fertilización Asistida

www.fecundart.com.ar

Tel: 0351 – 4257182

Más

La salud de los bebés nacidos tras fecundación ‘in vitro’ ha mejorado durante los últimos 20 años

 

Nota publicada en La Información

La salud de los niños nacidos a raíz de un tratamiento de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés) ha mejorado constantemente durante las dos últimas décadas, con un menor número de bebés que nacen prematuramente, con bajo peso al nacer, muertos o que fallecen durante el primer año de vida, según un estudio que se publica en la edición digital de ‘Human Reproduction’.

MADRID, (EUROPA PRESS)

La salud de los niños nacidos a raíz de un tratamiento de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés) ha mejorado constantemente durante las dos últimas décadas, con un menor número de bebés que nacen prematuramente, con bajo peso al nacer, muertos o que fallecen durante el primer año de vida, según un estudio que se publica este miércoles en la edición digital de ‘Human Reproduction’.

Los autores, Anna-Karina Aaris Henningsen, de la Clínica de Fertilidad en el ‘Rigshospitalet’ de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, y sus colegas nórdicos analizaron los resultados de 62.379 embarazos únicos (bebés que nacen solos) y 29.758 gemelos nacidos entre 1988 y 2007 en Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia, y los compararon con los grupos de control de 362,215 únicos concebidos espontáneamente y 122.763 gemelos concebidos espontáneamente nacidos en los mismos países en el mismo periodo.

“Durante el periodo de 20 años de nuestro estudio, se observó una notable disminución en el riesgo de nacer de forma prematura o muy prematura –subraya la doctora Henningsen–. La proporción de bebés ART individuales que nacen con un peso bajo o muy bajo al nacer, menos de 2.500 g o 1.500 g respectivamente, también disminuyó. Las cifras de mortinatos y muerte durante el primer año se redujeron en hijos únicos y gemelos, y un menor número de gemelos ART estaban muertos o murieron durante el primer año en comparación con los gemelos concebidos espontáneamente”.

Según esta experta, los datos del trabajo muestran que con una política nacional de transferencia de un solo embrión por ciclo durante la reproducción asistida, se reducen las tasas de embarazos múltiples pero también tiene un efecto importante en la salud del bebé único. “La transferencia de varios embriones en un ciclo, incluso si resulta en un solo bebé, todavía puede tener un impacto negativo en los resultados neonatales globales de hijos únicos”, advierte.

Sin embargo, la transferencia de un solo embrión, no sólo evita los partos múltiples y todos los problemas de salud asociados para los bebés y las madres, sino que, como señala Henningsen, también se traduce en bebés únicos más saludables porque hay menos casos de ‘fuga de gemelos’ o procedimientos para reducir el número de fetos en desarrollo tras la implantación exitosa de varios en el vientre de la madre.

Henningsen añade otros factores que han contribuido a la mejora de la salud de los bebés de ART en los últimos 20 años. “Hemos mejorado tanto las habilidades técnicas en el laboratorio como las habilidades clínicas de los médicos y también la realización de una estimulación ovárica leve. Además, los medios de cultivo en el que los embriones se desarrollaron por primera vez en el laboratorio han mejorado en calidad, al igual que los medicamentos hormonales que se usan para ayudar a las mujeres producen un número suficiente de óvulos de alta calidad en el momento adecuado”, destaca.

De 1989 a 2002, la proporción de mellizos ART en los cuatro países se mantuvo estable en torno al 23 por ciento, pero comenzó a decaer después y en 2007 fue sólo el 11,6 por ciento del total. Este descenso se vio reflejado en los resultados de salud de los bebés ART, con una reducción de los bebés prematuros (nacidos antes de las 37 semanas de gestación) hijos únicos y los gemelos del 27,9 por ciento en 1988-1992 al 12,8 por ciento entre 2003 y 2007 en Suecia, y de forma similar en Dinamarca, Finlandia y Noruega, hasta el 21,1, 17,8 y 21 por ciento, respectivamente, en el periodo 2003-2007.

En 1988-1992, la tasa de bebés únicos nacidos prematuros fue del 13 por ciento para ART y del 5,5 por ciento para los bebés concebidos espontáneamente. Para los muy prematuros (nacidos antes de las 32 semanas), las tasas fueron del 3 y menos del 1 por ciento, respectivamente. Sin embargo, para 2003-2007, estas cifras habían mejorado: un 8 por ciento en el caso de los hijos únicos ART prematuros frente al 5 por ciento en los bebés concebidos espontáneamente, y un 1,5 frente a menos del 1 por ciento para los muy prematuros únicos.

Para los gemelos ART prematuros y muy prematuros, las tasas mejoraron del 50 por ciento (ART) frente al 42 por ciento (gemelos concebidos espontáneamente) para los gemelos prematuros y del 8,5 al 7 por ciento para los gemelos muy prematuros en 1988-1992, al 47 por ciento frente al 44 por ciento para nacimientos prematuros y el 8,6 frente al 8 por ciento de los partos muy prematuros en 2003-2007.

Las tasas de embarazos únicos ART nacidos pequeños para la edad gestacional (PEG) se redujeron a más de la mitad entre 1988-1992 y 2003-2007, pasando de 7,6 a 3,2 por ciento, mientras que las tasas de nacimientos PEG entre gemelos ART cayeron del 17 al 14 por ciento.

Entre los bebés únicos ART, la tasa de nacidos muertos bajó de 0,6 a 0,3 por ciento en el mismo periodo y las muertes en el primer año se redujeron del 1 al 0,3 por ciento. Para los bebés únicos concebidos espontáneamente, la tasa de nacidos muertos se mantuvo igual durante todo el periodo en torno al 0,3 por ciento, mientras que las muertes se redujo de 0,5 a 0,2 por ciento.

Y entre los gemelos ART, los nacidos muertos cayeron del 1 al 0,5 por ciento y las muertes del 2,6 al 1,2 por ciento. Entre los gemelos concebidos espontáneamente, los nacidos muertos se mantuvieron en menos del 1 por ciento en todo el periodo, mientras que las muertes cayeron del 2,4 al 1,5 por ciento.

“Estos resultados demuestran de manera convincente que, si bien ha habido un aumento considerable en los ciclos de reproducción asistida en los últimos 20 años, esto ha ido acompañado de una mejora significativa en los resultados de salud para estos bebés, sobre todo para los bebés únicos. La razón más importante es el descenso dramático en partos múltiples debido a las políticas de la elección para transferir un solo embrión a la vez”, concluye Henningsen.

Más

El futuro de la concepción

 

Nota publicada en La Voz el día 25 de marzo de 2015

Escenario.

¿Qué ofrece la ciencia para tener hijos a edades avanzadas o de maneras diferentes a las naturales?

En los últimos años, los ejemplos de madres primerizas que superaron los 40 años parecen multiplicarse y hay especialistas que dicen que eso augura un nuevo escenario para la procreación.

Uno de ellos es Luis Ordóñez, especialista en medicina reproductiva y director del centro Origen. “Desde hace más de 50 años, cuando se inventaron los anticonceptivos orales, las parejas tienen la posibilidad de mantener una sexualidad no vinculada necesariamente con la procreación”, afirma. Y contrasta: “Como contrapartida de la sexualidad sin procreación, viene dándose la procreación sin sexualidad, por ahora sólo limitada a las parejas que recurren a técnicas de fertilización asistida”.

Cualquiera sea el motivo y las controversias asociadas, tener hijos más allá del límite de la naturaleza es posible gracias al avance científico en lo que respecta a las técnicas de reproducción asistida, específicamente a la criopreservación de espermatozoides, óvulos y embriones.

Mariano Pérez, biólogo y responsable del laboratorio del centro Fecundart, explica que la preservación de la fertilidad es una reciente rama de la medicina reproductiva que comprende la preservación de gametos (esperma y ovocitos) y tejido reproductivo (ovario y testículo) que otorga a las personas en riesgo de perder su capacidad reproductiva la posibilidad de tener hijos con su propio material genético. “Pacientes con cáncer que están sometiéndose a cirugías o que comenzaron quimioterapia o radioterapia, mujeres con riesgo de menopausia precoz y mujeres sanas que desean posponer el momento de ser madres son las principales beneficiarias de esta estrategia”, explica.

César Sánchez Sarmiento, director de Nascentis, revela que por tratarse de células absolutamente diferentes, la criopreservación (o congelación) de óvulos y espermatozoides no son iguales ni tienen la misma historia. “Existen en el mundo niños sanos que nacieron de espermatozoides congelados hace 10 o 15 años atrás. Esto posibilitó la creación de bancos de semen en diferentes países, lugares adonde los profesionales vamos en busca de esas células en los casos en que es necesario. La congelación de óvulos, llamada vitrificación, tiene menos de una década de historia”, detalla.

El tiempo corre

A pesar del aumento en la expectativa de vida, el reloj biológico de la mujer sigue con su alarma inalterable, afirma Ordóñez. “Tener una vida más larga viene de la mano de mayores posibilidades de padecer diferentes enfermedades que pueden afectar la fertilidad. La hipertensión arterial, trastornos metabólicos o inclusive psicológicos son ejemplos de patologías que en sí no producen infertilidad, pero sus tratamientos están relacionados con disfunciones sexuales”, dice Ordóñez.

En el caso de los hombres, existe la creencia de que no hay límite de edad para procrear. Pero hay suficiente evidencia científica que indica que la calidad del semen se va deteriorando con los años, principalmente debido a una falla del control de calidad en la producción de los espermatozoides, lo que implica mayor número de espermatozoides con mutaciones genéticas. En las mujeres, la edad actúa de dos formas, en primer lugar van disminuyendo la cantidad de óvulos que quedan en el ovario y, por otro lado, la calidad de los óvulos con el tiempo también se ve comprometida.

La técnica 

Daniel Estofán, director de Cigor, explica que científicamente no hay un límite para la conservación de óvulos o espermatozoides, pero considera que sí hay un límite ético para la edad en que se desea usarlos, que según su criterio sería los 47 años, ya que fisiológicamente es así. “Esto está abierto a toda persona que, ya sea por razones laborales, oncológicas, de la formación de pareja, entre otras, lo desee”, agrega.

En cuanto a la técnica en sí misma, Pérez explica que para la congelación de óvulos existen dos métodos: la congelación lenta y la vitrificación. “Con el primer método no se evita la formación de hielo y es ineficaz para el guardado de ovocitos. En cambio, la vitrificación es altamente efectiva para que no se formen cristales de hielo dentro de la célula, lo que se reemplaza con crioprotectores y sumergiendo esos óvulos en nitrógeno líquido a -196 C°”, asevera. “Esto nos otorga resultados similares a aquellos obtenidos con óvulos frescos y nos da un gran rango de aplicaciones, incluida la preservación de la fertilidad. La sobrevida de los óvulos después de descongelarlos ronda el 90 por ciento”, 
detalla.

En este sentido, Sánchez Sarmiento cuenta que en Nascentis existe un programa de donación, para que mujeres que quieren donen sus gametas de manera altruista y así ayudar a otras que no cuentan con óvulos de calidad y desean tener hijos. Los óvulos de donantes constituyen una opción para las mujeres con útero normal que tienen ninguna o pocas probabilidades de concebir con sus propios óvulos.

“Al vitrificar óvulos, lo que se hace es conservarlos en la edad biológica en que fueron extraídos (para lo cual se realiza una estimulación ovárica), y utilizarlos en el momento necesario”, cuenta el especialista, y agrega que en sus años como especialista en medicina reproductiva ha visto nacer a muchos bebés gracias a esta técnica.

En cuando a la congelación de espermatozoides, el procedimiento es más simple, ya que sólo basta con remitir una o dos muestras de semen al laboratorio de andrología para criopreservar espermatozoides viables que puedan ser utilizados en un tratamiento futuro.

El cáncer

Las enfermedades neoplásicas son una de las razones más fuertes, pero más desconocidas por la cual muchos hombres y mujeres pueden recurrir a la criopreservación de sus células germinales.

“El progreso en los tratamientos de cáncer usando quimio y radioterapia ha incrementado la tasa de supervivencia de pacientes con enfermedades malignas. Pero, desafortunadamente, la mayoría sufrirá efectos crónicos adversos, incluyendo falla ovárica e infertilidad, y llevará a la paciente a sufrir estrés, baja estima o una disminución en la calidad de vida. Por lo tanto se torna evidente la necesidad de informar a la paciente de las técnicas de preservación de la fertilidad”, explica Pérez. De esta manera, es de suma importancia que los oncólogos le hablen de esta posibilidad a sus pacientes, para que ellos evalúen la posibilidad de conservar células o tejido antes de iniciar el tratamiento.

El alcance de la criopreservación

Para muchas parejas, tener un hijo con la ayuda de la ciencia implica realizar un tratamiento con previa criopreservación de embriones. Contempla extraer óvulos y espermatozoides de ambos (o de donante, si es necesario), posteriormente formar los embriones por FIV en un laboratorio de alta complejidad, y luego se criopreservar para transferirlos al útero materno cuando sea necesario.

Esta alternativa produjo y produce muchos planteos éticos, religiosos, culturales, entre otros. En la mayoría de los casos, quienes rechazan esta alternativa consideran que los embriones son personas.

“En embrión es un grupo de células que tiene el potencial de desarrollar una persona, pero que en el momento en que se criopreserva (en nitrógeno líquido a -196 °C) tiene entre dos a cinco días de desarrollo y es un conjunto de células que forman una pelotita de aproximadamente 100 micras (es decir, un milímetro dividido en cien). En otras palabras, el embrión es vida humana porque se origina de otras dos células de origen humano, pero ni científica ni biológicamente es una persona, porque un embrión puede considerarse un ser humano a los 14 días de evolución, cuando aparece el esbozo de que lo va a ser el sistema nervioso central, y ningún embrión se criopreserva en ese estadio”, explica Sánchez Sarmiento.

Y agrega que como se trata de un grupo de células germinales, un embrión puede dar lugar a una persona sólo si es implantado en el útero de la mujer. De lo contrario, puede diferenciarse en células de otros tejidos del cuerpo humano.

“Por otra parte, los años de experiencia que ha desarrollado la medicina reproductiva demostraron que la criopreservación de embriones durante los tratamientos de fertilidad asistida aumenta notablemente las posibilidades de embarazo. Por lo tanto, si no se puede hacer, se le quita a miles de personas las posibilidades de tener un hijo. Esto significa que si una pareja necesita un tratamiento de fertilidad asistida y no logró embarazarse en el primer intento, y no tiene embriones criopreservados, debe comenzar un nuevo proceso desde cero. Las consecuencias emocionales y sociales sólo las conocen quienes no pueden ser mama o papá”.

Por Romina Martoglio

Más