Noticias y Novedades -

Blog & Noticias

Novedades, información y noticias de Fecundart

La fertilidad no sólo es cosa de ellas

La fertilidad no sólo es cosa de ellas

La infertilidad afecta aproximadamente al 15 por ciento de las parejas en edad reproductiva. En la mitad de esos casos, está involucrado el factor masculino. Cuáles son los estudios que se deben realizar.

Nota publicada por La Voz del Interior el lunes 29 de octubre de 2018

Cuando una pareja lleva un año buscando un embarazo sin conseguirlo, es necesario que ambos miembros acudan a una consulta para determinar las causas y los posibles tratamientos.

La licenciada Ariela Mata, especialista en embriología clínica de la Fundación Fecundart , explica que la fertilidad del varón depende en gran parte de sus espermatozoides, por lo que junto al exámen físico y a la historia clínica se deben solicitar estudios de laboratorio para evaluar la calidad seminal.
La consulta en pareja es fundamental para determinar las causas y los posibles tratamientos. (Foto: Fecundart)

Uno de esos análisis es el espermograma, que consiste en el estudio del eyaculado. Para realizarlo, se necesita una muestra obtenida por masturbación, con un período de entre tres y cinco días de abstinencia sexual. Los principales parámetros que se analizan son la concentración (número) de espermatozoides, la movilidad de los mismos, la morfología (forma) y la vitalidad.

Además del espermograma básico, existen otros exámenes que ayudan a evaluar la funcionalidad de los espermatozoides. Por caso, la fragmentación de ADN espermático estudia el grado de integridad del material genético que contienen, necesario para fecundar al óvulo y dar un embrión sano capaz de producir un embarazo. La detección de anticuerpos antiespermatozoides, unidos a la superficie de los espermatozoides móviles, es importante ya que pueden interferir en la movilidad y capacidad de unirse al óvulo.

 

Por otra parte, las pruebas de capacitación espermática, como el swim up o centrifugación en gradientes de densidad, consisten en seleccionar los espermatozoides móviles y de mejor calidad, concentrarlos y separarlos del resto de los componentes del eyaculado. Se realizan para evaluar si la muestra es apta para utilizarse en tratamientos de fertilidad asistida, como inseminación intrauterina o fertilización in vitro.

En aquellos casos en que los resultados anteriores se encuentren alterados, se puede solicitar un estudio hormonal, que se realiza con un análisis de sangre. Sucede que las hormonas sexuales son las encargadas de regular la producción de espermatozoides en el testículo.

Mata detalló que todos estos estudios se realizan en el laboratorio de andrología y biología de la reproducción de Fecundart, el cual está equipado con instrumental de alta tecnología. Allí también funciona un laboratorio de bioquímica especializada en reproducción humana, endocrinología y genética, indispensable para un correcto diagnóstico de la pareja infértil.

Dónde está Fecundart
» Nueva sede: Jacobo Joule 5.353, esquina Laplace, Villa Belgrano. 1er piso, Edificio Quadra 54.
» Casa Central: Paraná 545, Nueva Córdoba.
» Teléfono: (0351) 4257182.
» Villa María: Raúl Scalabrini Ortiz 873.
» Sitio web: www.fecundart.com.ar .

Más

Fecundart: Los especialistas del instituto también están on line

Fecundart: Nuestros especialistas también están on line

Nota publicada por La Voz del Interior el lunes 24 de setiembre de 2018

 

El centro de fertilización asistida también cuenta con el servicio de consultas remotas. Una atención personalizada, simple, confiable y en tiempo real desde la comodidad del hogar.

La tecnología hace tiempo que llegó para quedarse. Incluso, cada vez son más los problemas que se resuelven gracias a los avances tecnológicos. Por caso, es frecuente ver el interés de los pacientes en realizar consultas on line con un especialista médico.

La tendencia de digitalizar el servicio de consultas médicas de calidad ya lleva unos años implementándose en Argentina. Esta alternativa optimiza la comodidad y conveniencia del paciente para obtener un acceso fácil, rápido y seguro a los profesionales de la salud.

Evita además los gastos ocasionados por el transporte y la pérdida de jornadas laborales para aquellas personas que viven fuera de la ciudad de Córdoba.

En esa línea, el plantel de especialistas de Fecundart, uno de los principales institutos que realiza tratamientos de reproducción asistida en el interior del país, brinda también la posibilidad de atender a sus pacientes por videoconsulta, servicio en el cual el profesional atiende la consulta privada por videollamada en un horario establecido, simulando una consulta presencial en tiempo real.

Desde la entidad médica aseguran que esta modalidad de prestación es cada vez más frecuente entre sus pacientes y que su funcionamiento es relativamente sencillo, dados los avances tecnológicos que hay en la actualidad.

De esta forma, Fecundart procura ampliar la gama de servicios para pacientes, sin perder su objetivo principal que es “cuidar tu deseo, hasta el mínimo detalle”.

Cómo funciona una videoconsulta

Esta prestación, cara a cara con el especialista desde la comodidad del hogar y con turnos programados, se brinda tanto a pacientes de la ciudad, la provincia, el país o el exterior.

El paciente solicitará el turno (vía telefónica o web) con la secretaría del instituto para acordar el horario de la consulta.

El servicio es concretamente una videollamada por Skype, o un programa similar que permita la comunicación de texto, voz y video.

El especialista desde su consultorio, con su computadora personal con cámara integrada, atenderá a la paciente en su casa, delante de su computadora, tablet o smartphone.

Para que la comunicación sea exitosa, lo ideal es que ambas partes cuenten con una conexión de internet óptima.

Durante la primera videoconsulta, el médico realiza la historia clínica del paciente, interpreta los estudios realizados y aporta la información y orientación necesarias.

Es una opción de fácil acceso, conveniente y confiable para el paciente y para el profesional.

Para más información se puede enviar un correo a la siguiente dirección: administracion@fecundart.com.ar

Doctora Carla MAINO

Doctor José PEREZ ALZAA

Nueva sede: Jacobo Joule 5353, esquina Laplace, en Villa Belgrano. 1er piso, Edificio Quadra 54.

Casa Central: Paraná 545 Nueva Córdoba.

Teléfono: (0351) 4257182

Villa María: Raúl Scalabrini Ortiz 873.

Sitio web: www.fecundart.com.ar.

Más

Nace un nuevo Fecundart en Zona Noroeste

Nace un Fecundart en la zona noroeste

Nota publicada en La Voz del Interior el 4 de setiembre de 2018

El próximo lunes 10 de septiembre, el instituto abrirá una nueva sede en Villa Belgrano. El objetivo es llegar con sus servicios profesionales a todos los puntos de la ciudad.

 

La Fundación Fecundart es una de las principales instituciones de Córdoba que realiza técnicas de reproducción asistida desde 1995. En los próximos días, dejará inaugurada una nueva sede en la zona noroeste de la ciudad. Los nuevos consultorios, que se suman a la casa central de Nueva Córdoba y a la sede de la ciudad de Villa María, estarán ubicados en Jacobo Joule 5353, en Villa Belgrano.

El proyecto de expansión tiene como objetivo ampliar los servicios médicos que brinda el instituto a los pacientes de la zona noroeste de la ciudad, para facilitar de ese modo el acceso a las prestaciones.

Laboratorio de Fecundart. (Fecundart)

Laboratorio de Fecundart. (Fecundart)

La nueva dependencia cuenta con modernas y cómodas instalaciones, donde funcionarán consultorios externos para atención ambulatoria. Los especialistas en ginecología, fertilidad, reproducción asistida, andrología, endocrinología y psicología, quienes en su mayoría forman parte del staff desde hace más de 10 años, seguirán trabajando con la misma calidez y profesionalidad que caracteriza a Fecundart. Ellos son: las doctoras Julieta Heredia, Cecilia Caffaratti, Lucía Piscitelli, Carla Maino, Cyntia Ziperovich, Lucrecia Rojo, Eugenia Bulgarelli, Cynthia Escudero,  la licenciada Luciana Szrank y los doctores Raúl Belén y José Pérez Alzaa (Director del instituto).

También habrá un nuevo ecógrafo de última generación, que permitirá el monitoreo ecográfico de las pacientes que realizan los tratamientos de reproducción asistida y el seguimiento de los embarazos obtenidos por estas técnicas.

Se pondrá en marcha, además, un laboratorio de andrología y biología de la reproducción  equipado con instrumental de alta tecnología que estará dirigido por el bioquímico Mariano Pérez y la bióloga Ariela Mata.

En ese laboratorio, se realizarán todos los estudios espermiológicos (espermogramas, entre otros) necesarios para un moderno manejo de la esterilidad masculina. Al mismo tiempo, funcionará un laboratorio de bioquímica especializada en reproducción humana, endocrinología y genética, indispensable para un correcto diagnóstico de la pareja infértil.

Llevar este equipo a la zona norte posibilitará que el 30 por ciento de las nuestras pacientes cuenten con Fecundart cerca de su barrio.

“Córdoba crece y nosotros acompañamos este crecimiento, con esfuerzo, tiempo y mucho entusiasmo”, aseguraron desde el centro médico.

Nueva sede: Jacobo Joule 5353, esquina Laplace, en Villa Belgrano. 1er piso, Edificio Quadra 54.

Casa Central: Paraná 545 Nueva Córdoba.

Teléfono: (0351) 425-7182.

Villa María: Raúl Scalabrini Ortiz 873.

Sitio web: www.fecundart.com.ar

Más

40 años de la fertilización “in vitro”: la ciencia de venir al mundo

  Nota publicada por La Voz del Interior el 22 de julio de 2018 • Número Cero

Louise Brown, la “primera bebé probeta”, cumple 40 años. Con esa técnica nacieron ya ocho millones de niños. Cómo cambió la manera de pensar en la familia, y cómo el tema sigue despertando polémica y discusiones entre médicos y especialistas.

Cuando la británica Louise Brown cumpla años este miércoles, millones de personas podrían dedicar un momento de su día para celebrarlo de una u otra forma, aunque más no fuera que con un silencioso “gracias”.

Es que el nacimiento, hace exactamente cuatro décadas, de esta mujer, llamada “la primera niña probeta” –denominación que no gustó a muchos científicos por ser inexacta y sensacionalista–, fue un avance en la lucha contra la infertilidad, y también abrió la puerta a toda una revolución en la vida de familia a nivel mundial y a la concepción de la reproducción como un derecho y no como un destino o el arbitrio de la naturaleza.

Brown es hija de Lesley y John Brown, ambos hoy fallecidos, pero también tuvo otros “padres” o tíos, como terminó siendo para ella Patrick Christopher Steptoe, ginecólogo obstetra que murió en 1988 a los 74 años; y Robert Geoffrey Edwards, fisiólogo de la reproducción y biólogo, cuyo deceso se produjo en 2013, a los 87 años, tres años después de haber recibido el premio Nobel de Fisiología o Medicina.

Fueron estos dos últimos los científicos que crearon la técnica que permitió que Louise Brown –y cuatro años después su hermana, Natalie– fuera concebida: la fertilización in vitro. Después de ella, más de ocho millones de niños fueron gestados gracias a ese método de reproducción asistida.

John Brown, camionero de los ferrocarriles británicos, ganó en 1977, en una lotería de fútbol, las 800 libras que permitieron a la pareja recorrer los kilómetros que separaban su ciudad portuaria, Bristol, de la industrial Oldham, cercana a la más conocida Mánchester, para encontrarse con Edwards y con Steptoe, quienes trabajaban en colaboración desde hacía 15 años y habían hecho una carrera en el campo de la medicina reproductiva. El primero había desarrollado un método para fecundar óvulos en laboratorio y el segundo había perfeccionado el modo de extraer óvulos de los ovarios con el uso de un laparoscopio, un instrumento tubular ultradelgado con un dispositivo óptico que permite observar el interior del cuerpo humano y también obtener material de él.

El procedimiento

Lesley Brown, de 32 años, tenía una obstrucción en las trompas de Falopio que impedía que sus óvulos se encontraran con los espermatozoides de John, con quien había intentado tener un hijo durante nueve años. Le extrajeron un óvulo, lo colocaron en una placa de Petri y, gracias a que estaba maduro para ser fecundado (momento en que se puede detectar porque cambia ligeramente su forma), pudo fusionarse con el espermatozoide de John. Mantuvieron el cultivo dos días y medio, y luego el embrión fue implantado en el útero, donde se desarrolló normalmente y estuvo con el monitoreo permanente de Steptoe y de Edwards, quienes habían hecho firmar al matrimonio un consentimiento que incluía la posibilidad de practicar un aborto si había malformaciones en el feto y condiciones de seguridad para el parto, que se realizó con la presencia de guardia policial en el hospital General de Oldham.

Louise lloró por primera vez el 25 de julio de 1978, a las 11.47, tras su alumbramiento por cesárea. Fue filmada y fotografiada desde ese momento hasta el día de hoy cientos de veces porque cada episodio nuevo de su vida es una prueba para la ciencia, como cuando tuvo a sus dos hijos varones por reproducción natural o cuando escribió en 2015 su libro My life as a test tube baby(Mi vida como una bebé de tubo de ensayo). Su existencia sin más problemas que los ordinarios es una prueba de que la técnica de reproducción asistida por fertilización in vitro era buena.

Derivaciones

César A. Sánchez Sarmiento, director médico y jefe del área de medicina reproductiva del centro especializado en fertilidad cordobés Nascentis, destaca tres tipos de derivaciones de este paso científico revolucionario.

Uno está relacionado con los progresos que siguieron a esta técnica de reproducción, principalmente la aparición en 1992 del método de microinyección intracitoplasmática (Icsi, por su sigla en inglés), que permite insertar un espermatozoide en el óvulo para facilitar la fecundación y resolver así algunos de los problemas asociados con la infertilidad masculina, como la escasa producción, concentración o movilidad de los espermatozoides.

RELACIONADA. El primer bebé cordobés que nació con la técnica Icsi

Otra derivación tiene que ver con los avances en los estudios genéticos, ya que hoy la técnica in vitro hace posible la evaluación genética del embrión antes de ser implantado en el útero materno para su desarrollo.

“Y también deben analizarse las repercusiones desde el punto de vista de las parejas o de las personas, porque no sólo hay parejas que buscan así tener hijos. La fertilización in vitro ha permitido la instalación de diferentes formas de familia”, destaca. “Es decir, ha evolucionado todo: junto con la fertilización in vitro ha cambiado la sociedad también de una manera bastante paralela, e independientemente de que uno esté de acuerdo o no”, explica.

Polémica y conflictos

Desde que se conoció el caso de Louise Brown a fines de la década de 1970, esta técnica de reproducción asistida ha generado polémica y conflictos éticos. El solo hecho de que no hiciera falta una relación sexual para la concepción abrió el camino de la controversia, que se profundizó décadas más tarde con la posibilidad de congelar embriones para gestionar el tiempo de la implantación y la gestación.

“La primera pregunta fue: ‘Estamos haciendo que óvulos y espermatozoides se junten en un medio ambiente que no es el natural, ¿qué va a salir de eso?’”, describe Sánchez Sarmiento. El tiempo y Louise Brown demostraron que lo que surgió fue un ser humano cuya única excepcionalidad –que, con los años y la popularización de la técnica, dejó de serlo– era la forma de concepción.

Las nuevas tecnologías han hecho de la asistencia médica para la reproducción una actividad lucrativa en el mundo; sin embargo, distintas concepciones legales hacen que los países se diferencien también en precios y en formas de financiamiento. En Argentina, desde el 25 de junio de 2013, rige la Ley de Reproducción Médicamente Asistida, que tiene como fin “garantizar el acceso integral a los procedimientos y técnicas médico-asistenciales de reproducción médicamente asistida”, es decir, “los procedimientos y técnicas realizados con asistencia médica para la consecución de un embarazo”, incluyendo los que comprenden la donación de óvulos o esperma.

Este último punto es uno de los potencialmente más conflictivos, ya que la inexistencia de un registro de donantes en el país impide que muchos niños nacidos gracias a ese aporte de terceros tengan datos relacionados con su identidad, que involucran su salud presente y futura, así como su propia reproducción.

La norma sufrió modificaciones y complementaciones, como por ejemplo el límite de edad de la mujer para la cobertura a los 44 años, en el caso de que el tratamiento implique el uso de óvulos propios, y a los 51 años, cuando el procedimiento sea por ovodonación. La restricción –que para algunos médicos tendría que haber sido mayor– apunta a evitar las complicaciones asociadas a la edad.

“Sin dudas, la filosofía de vida de muchas mujeres ha ido cambiando en estos últimos años. Si antes las mujeres llegaban a la consulta antes de los 30 años, hoy es habitual que tengan 36, 37 o 38 años cuando consultan por primera vez. Pero el reloj biológico no las espera: la reserva ovárica disminuye a veces de manera dramática y las posibilidades de embarazo se reducen o a veces se convierten en casi imposibles”, explica Santiago Brugo Olmedo, especialista en Medicina Reproductiva y director médico de Seremas, que formó parte del equipo que realizó la primera fertilización in vitro de la Argentina. El caso correspondió a los mellizos Eliana y Pablo Delaporte, quienes nacieron en Tucumán el 7 de febrero de 1986.

RELACIONADA. La historia de Mario Luna y sus mellizos

Para otros especialistas es una actividad que tiene potencial también para atraer pacientes de otros países. “Del exterior vienen a la Argentina para hacer esos tratamientos. En la mayoría de los casos, porque es más económico y el tipo de cambio favorece. Somos muy competitivos, en el país hay centros montados con tecnología equiparable a la que hay en Estados Unidos y con estándares internacionales. También hay países en los que las leyes son más restrictivas”, sostiene Andrea Divita, fundadora en Buenos Aires del Centro In Vitro y vocal de la Cámara Argentina de Turismo Médico.

Más allá de su futura rentabilidad, también se avizoran variantes y nuevos desarrollos que prometen ser igual de sorprendentes que en el pasado. En ese sentido, José Pérez Alzaa, director médico del centro cordobés Fecundart, cuenta que a nivel mundial se está trabajando en “la creación in vitro de óvulos y espermatozoides a partir de células madre”, aunque aclara que actualmente está en etapa de investigación básica. “Equipos japoneses han creado espermatozoides y óvulos a partir de células madre en ratas, las cuales han generado embriones y nacimiento a término”.

Los padres de Louise Brown destinaron todo el dinero que recibieron por dar entrevistas o por permitir la captura en imágenes de su hija a un fideicomiso destinado a ser usado por ella. Ese fue su legado a su primogénita. El legado al mundo es invaluable.

Por Alejandra Beresovsky @aleberesovsky

Editora Adjunta de Ciudadanos.

 

Más

Hábitos saludables y fertilidad

Nota publicada el 3 de julio de 2018 en La Voz del interior

La alimentación y el estilo de vida tienen implicancia sobre la salud en general y también un efecto real y potencial sobre la fertilidad y la salud reproductiva.

Tener bajo peso y sobrepeso genera alteraciones hormonales que influyen en el ciclo menstrual y la posibilidad de lograr un embarazo.

La obesidad en la mujer se asocia con el síndrome de poliquistosis ovárica. Esta patología juega un papel muy importante en la fertilidad, ya que puede producir desde trastornos menstruales hasta esterilidad y abortos en el primer trimestre de embarazo.
El hombre también se ve afectado por el sobrepeso, ya que altera la calidad y la cantidad de espermatozoides.
La reducción de peso mejora notablemente estos cuadros.
La calidad de aporte de grasas en la dieta debe ser tenida en cuenta, pues es necesaria para la formación de hormonas.
Se debe enfatizar la ingesta de grasas insaturadas en un 30-35% (nueces, aceite de oliva, aceite de canola, salvado de arroz, grasas de pescado- salmón, palta).
Los carbohidratos afectan los niveles de glucemia y de insulina. Una ingesta rica en fibras (granos y cereales) mejora la insulinorresistencia y reduce los niveles de glucosa en sangre mejorando la calidad ovocitaria y espermática.
La dietas recomendadas deben incluir una leve restricción de carbohidratos y un aumento de proteínas.
Es importante conocer el peso ideal y tratar de conseguirlo. Las posibilidades de embarazo disminuyen a medida que el IMC índice de masa corporal (relación peso-altura) supera el 28 kg/m²,  y se incrementa el riesgo de abortos espontáneos y complicaciones obstétricas.
La vitamina D cumple la importante función de absorción de calcio, magnesio, hierro, fosfato y zinc. Es producida por el cuerpo ante la exposición solar. Algunos alimentos, como pescados grasos (arenque, salmón, atún), huevos, leche y derivados, la proveen, pero en cantidades poco significativas.
El déficit de Vitamina D, definido como valores en sangre menores de 20ng/ml, puede alterar la fertilidad en la pareja. En las mujeres puede provocar menores tasas de embarazo, también mayor riesgo de preeclamsia y de diabetes gestacional. En los varones, se asocia con una menor calidad del semen.
Es importante tomar sol todos los días 10 y 15 minutos en los brazos o en la espalda, entre las 10 y las 15 horas.
La pareja debe evitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas. En la mujer produce un daño directo sobre el ovario. Disminuye la reserva ovárica y la posibilidad de lograr un embarazo. En el hombre, puede generar daño en la producción de espermatozoides.
Es fundamental que la pareja lleve una vida saludable en alimentación y en ejercicios físicos. (Fecundart)Es fundamental que la pareja lleve una vida saludable en alimentación y en ejercicios físicos. (Fecundart)
Es fundamental realizar ejercicio físico para mejorar el metabolismo y mantenerse en un buen peso. Lo ideal es la actividad física aeróbica 30 o 45 minutos diarios, tres veces por semana.
Lograr un embarazo y tener un hijo sano es posible, pero depende de muchos factores. Mantener una vida saludable ayuda a concretar ese anhelado sueño.
Dra. Cyntia Ziperovich (Endocrinóloga)
Dra. Eugenia Bulgarelli 
Dr. José Pérez Alzaa
Fecundart
Instituto Integral de Fertilización Asistida
Tel.: 0351-4257182
Más

Vasectomía y criopreservación de semen

Vasectomía y criopreservación de semen

Nota publicada en La Voz del Interior el 18 de abril de 2018, 00:01

 

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina. El resguardo de la fertilidad es una opción atractiva en estos casos.

La ley 25.673 del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable establece que la vasectomía es un método de planificación familiar o anticoncepción.

En la práctica se registra un aumento de esta cirugía en el marco de una legislación que la habilita y de un cambio gradual en la conducta masculina (disminución del machismo y paternidad responsable).

La vasectomía es una cirugía segura, simple, poco invasiva, que se realiza con anestesia local.

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina (deseo, excitación, orgasmo). (Fecundart)

La vasectomía es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina (deseo, excitación, orgasmo). (Fecundart)Consiste en una pequeña incisión a nivel del escroto a través de la cual se seccionan y se ligan los conductos que llevan los espermatozoides al exterior (conductos deferentes).

La verificación de su efectividad requiere un tiempo de espera de tres meses o 20 eyaculaciones, con un control por espermograma, para documentar la inexistencia de espermatozoides en el semen.

Es un método anticonceptivo que no modifica la respuesta sexual masculina, en ninguna de sus fases: deseo, excitación y orgasmo. Hace más grata y placentera la relación sexual, porque desaparece el temor al embarazo no deseado. Es importante remarcar que no previene las enfermedades de transmisión sexual.

El volumen del semen puede modificarse levemente y ser, al mismo tiempo, más transparente y menos viscoso debido a la ausencia de espermatozoides.

Laboratorio de fertilización asistida. (Fecundart)

Laboratorio de fertilización asistida. (Fecundart)Debe considerarse como un método irreversible. A pesar de ello, existen técnicas de recanalización con microcirugía de los conductos deferentes (vasovasostomía). No obstante, la recuperación de la fertilidad masculina fisiológica puede tardar hasta dos años después de su reversión, sobre todo si la recanalización se realiza pasados 10 o más años después de la vasectomía.

Criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción a tener en cuenta en estos casos. (Fecundart)

Criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción a tener en cuenta en estos casos. (Fecundart)

Resguardo de la fertilidad

La criopreservación de semen previa a la vasectomía es una opción atractiva en estos casos. La técnica permite un resguardo de la fertilidad en el varón evitando la cirugía de recanalización o la biopsia testicular en aquellas parejas que en un futuro necesiten un tratamiento de reproducción asistida (inseminaciones-Icsi).

Pareja joven. (Fecundart)

Pareja joven. (Fecundart)Los buenos resultados de la reproducción asistida, sobre todo del Icsi (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) con espermatozides obtenidos por biopsia testicular o criopreservados, hacen que la técnica sea indicada cada vez con más frecuencia en estas parejas.

A pesar de ello, tanto la cirugía para revertirla (la criopreservación de semen) como la reproducción asistida no aseguran el logro de un embarazo en el 100 por ciento de los casos.

Por este motivo debemos ser muy prudentes al momento de indicar una vasectomía en pacientes jóvenes y sin hijos.

Prof. Dr. Raúl Belén 

Urólogo, sexólogo y andrólogo.

Dr. Mariano Pérez

Bioquímico, embriólogo clínico. Director del laboratorio de reproducción asistida de la fundación Fecundart.

Instituto Integral de Fertilización Asistida

www.fecundart.com.ar

Tel.: (0351) 425-7182.

Más

Preservación de la fertilidad en el varón

La utilización de espermatozoides criopreservados en técnicas de reproducción asistida logra tasas de embarazo similares a las muestras en fresco. (Fecundart)

Por Fecundart
La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. Es un procedimiento seguro, efectivo y accesible.

 

Banco de semen

Un banco de semen es una institución que colecta y conserva el semen humano con fines reproductivos. Las muestras de semen se criopreservan en nitrógeno líquido (-196°C) y se mantienen en contenedores especiales. Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos.

 Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio. (Fecundart)

Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio. (Fecundart)

No hay un tiempo límite de conservación, hay nacimientos de niños sanos con semen criopreservado por 20 años.

¿En que casos se recomienda?

Podemos citar algunos:

  • La mayoría de los hombres que eligen la vasectomía como una forma de control de la natalidad lo consideran una decisión definitiva. Sin embargo, pueden ocurrir cambios inesperados que lleven al deseo de tener más hijos. Dado que es una cirugía que se planea con tiempo, la criopreservación de semen previa a la vasectomía provee una forma efectiva de preservación de la fertilidad.
La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. (Fecundart)La criopreservación de semen permite preservar el potencial reproductivo del varón. (Fecundart)
  • Distintos tipos de cáncer ocurren en adolescentes y jóvenes. Estos necesitarán tratamientos de radio y quimioterapia que en la actualidad son muy efectivos, pero muy tóxicos para la espermatogénesis. Algunas de estas terapias presentan un alto riesgo de esterilidad definitiva.
  • Aunque el tiempo entre el diagnóstico de la enfermedad y el inicio del tratamiento es corto, existe generalmente un lapso de varios días en los que el paciente puede criopreservar semen. Se recomienda congelar un mínimo de dos muestras previo a la cirugía y/o terapia, sin embargo, el número adecuado de muestras puede variar en relación a la calidad del semen en el momento de la congelación.
 La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. (Fecundart)La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. (Fecundart)
  • La criopreservación de semen de donante. La utilización de semen de donante anónimo es una alternativa efectiva y sin riesgos para obtener un embarazo. Está indicada en aquellas parejas donde el hombre no presenta espermatozoides (azoospermia), en parejas igualitarias o en aquellas pacientes con deseo de formar una familia monoparental.

Criopreservación de semen y reproducción asistida

Para lograr el embarazo utilizando semen criopreservado es necesario realizar un tratamiento de reproducción asistida, ya sea de baja o alta complejidad, como la inseminación intrauterina o la fertilización in vitro (ICSI).

Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos. (Fecundart)

Las bajas temperaturas detienen toda actividad metabólica en las células, permitiendo su supervivencia por largos períodos. (Fecundart)

 

Numerosos estudios han demostrado que la utilización de espermatozoides criopreservados en técnicas de reproducción asistida logra tasas de embarazo similares a las muestras en fresco.

Actualmente la criopreservación de espermatozoides es un procedimiento seguro, efectivo y al alcance de todos que realizamos en nuestro laboratorio.

 

Doctor José Perez Alzaa 

Ginecólogo – Especialista en Medicina Reproductiva

Licenciada Ariela Mata

Especialista en Embriología Clínica

Fecundart

Instituto Integral de Fertilización Asistida

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351 – 4257182

Más

Ovodonación: una alternativa para que muchas mujeres puedan ser mamás.

 

Nota publicada en La Voz el día 13 de octubre de 2017

 

La técnica, muy usada en el último tiempo, es efectiva en el 55% de los casos y es posible acceder sin lista de espera. 

El cambio sociocultural que le permitió a la mujer la inserción en el mundo laboral y universitario modificó sus proyectos vitales y, entre otras decisiones, la llevó a posponer el preciado deseo de la maternidad.

Es importante tener en cuenta que en la mujer la fertilidad está muy ligada al reloj biológico, ya que desde los 35 años su reserva ovárica empieza a disminuir, progresivamente cada vez más, hasta convertirse en una barrera infranqueable para poder concebir.

Para estos casos y otros que describiremos en esta nota, la ovodonación aparece como la gran alternativa a la hora de retomar el camino para concretar el sueño de tener un hijo.

La técnica de Ovodonación es muy utilizada en el último tiempo y efectiva en el 55 por ciento de los casos. (Fecundart)

La técnica de Ovodonación es muy utilizada en el último tiempo y efectiva en el 55 por ciento de los casos. (Fecundart)La ovodonación es una técnica de fertilización asistida de alta complejidad, muy usada en el último tiempo, con resultados exitosos en alrededor del 55% de los casos. Comienza con el acto solidario y anónimo de una mujer (donante), que le dona sus óvulos a otra (receptora) para que esta pueda lograr un embarazo.

La técnica se indica también para aquellas mujeres que no pueden concretar su anhelo de ser madres por otras causas como, por ejemplo, no disponer de óvulos propios por falla ovárica prematura, tratamientos de quimioterapia, enfermedades hereditarias transmisibles, etcétera.

La donante

La  donante de óvulos debe ser una mujer joven y sana, cuya edad estará entre los 21 y los 30 años. Para saber si es apta para donar deberá sortear una serie de exigentes pruebas de laboratorio. Se trata de análisis de sangre para estudios de tipo cromosómico (cariotipo) y de diagnóstico para descartar alguna mutación de fibrosis quística. También se le realizan estudios que le revelarán al especialista si la donante padece alguna enfermedad infecto-contagiosa como VIH, hepatitis B, hepatitis c, gonorrea, sífilis y clamidia.

Además, se efectúa un test psicológico para conocer la aptitud emocional de la donante.

Para donar óvulos la paciente deberá recibir cierta medicación capaz de provocar que sus ovarios desarrollen una mayor cantidad de óvulos en un solo ciclo.

Una vez que los óvulos de la donante están maduros, son recolectados, evaluados y clasificados por el embriólogo en el laboratorio de reproducción asistida para su posterior fertilización y transferencia embrionaria.

La receptora

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. También se incluye el test de enfermedades infectocontagiosas. Si tiene más de 45 años se agrega además una evaluación de la función cardíaca y el riesgo de enfermedades relacionadas con el embarazo.

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. (Fecundart)

En la evaluación de la receptora se realiza un examen pélvico y se analiza el estado de su útero. (Fecundart)A la pareja se le aconseja ayuda psicológica por la complejidad de la decisión del uso de los óvulos donados.

En Fecundart contamos con un banco de óvulos propio para satisfacer la demanda de este tratamiento, sin necesidad de listas de espera.

Fecundart, en el año 2005, fue el primer centro de Córdoba en lograr concebir un bebé a partir de óvulos congelados. (Fecundart)

Fecundart, en el año 2005, fue el primer centro de Córdoba en lograr concebir un bebé a partir de óvulos congelados. (Fecundart)En 2005 fuimos el primer centro de Córdoba que logró concebir un bebé a partir de óvulos congelados. Desde entonces hemos adquirido una gran experiencia en lo que se refiere a criopreservación, requisito fundamental para tener un banco de óvulos que proporcione respuestas concretas a nuestros pacientes.

Dra. Lucía Piscitelli

Director de Laboratorio, Dr. Mariano Pérez

Fecundart  

Instituto Integral de Fertilización Asistida 

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351-4257182

Más

Resguardo de la Fertilidad: Cuando vos decidas

 

Nota publicada en La Voz el día 29 de agosto de 2017

Si pensás en congelar tus óvulos para programar tu maternidad, aquí te mostramos algunos datos útiles.

Las mujeres nacen con un número determinado de óvulos que van perdiendo a lo largo de su vida.

Estos en algún momento se agotan y no vuelven a generarse.

Es así que la pérdida del capital de óvulos sea la responsable de la disminución de la fertilidad de la mujer después de los 35 años.

La tendencia de estos tiempos a postergar la maternidad explica el aumento progresivo del número de parejas que consultan por problemas de fertilidad en nuestro centro.Una forma de poner a resguardo la fertilidad es criopreservar óvulos para poder utilizarlos en un futuro.

Aquí te aportamos algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de decidirte.

¿Qué ofrecemos?

Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por sí en el futuro surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida. (Fecundart)

Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por sí en el futuro surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida. (Fecundart)Así como desde hace tiempo existen bancos de células madre, Fecundart te ofrece guardar tus óvulos para proteger tu fertilidad por si en el futuro, al buscar un embarazo, surge la necesidad de utilizar alguna técnica de reproducción asistida.

¿Por qué hacerlo?

Porque tenés un reloj biológico que no podés detener ni pausar.

Los años pasan rápido, realizamos estudios universitarios, carreras de posgrado, buscando no sólo estabilidad laboral sino realización personal, viajando, conociendo gente, hasta tomar la decisión de encarar el proyecto de la maternidad sola o en pareja.

Y es en esta etapa de la vida cuando descubrís que tu capital de óvulos está disminuido y que te impide embarazarte.

¿Cuándo hacerlo?

Lo ideal es antes de los 35 años. Se sabe que luego la pérdida del capital de óvulos se acelera abruptamente. Aunque no existe una edad límite establecida, el beneficio de hacerlo luego de los 40 es cuestionable.

¿Cómo se hace?

El procedimiento consta de un tratamiento de estimulación ovárica con inyección de hormonas durante un promedio de siete días.

Luego, bajo sedación anestésica y con guía ecográfica, realizamos la punción ovárica por vía transvaginal para la extracción de los óvulos que criopreservaremos mediante una técnica muy efectiva llamada vitrificación.

De este modo los óvulos pueden ser guardados indefinidamente.

¿En que otras pacientes lo realizamos?

En pacientes que van a ser sometidas a tratamientos por cáncer (quimio-radioterapia), para proteger sus óvulos de la toxicidad que se da en estos casos y para poder obtener un embarazo luego de ser curadas.

¿Cuando puedo utilizar mis óvulos?

“Cuando vos lo decidas”. Lo recomendado es antes los 45 años.

En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. (Fecundart)

En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. (Fecundart)En el año 2009 obtuvimos nuestro primer embarazo con óvulos criopreservados. Desde aquella fecha hasta la actualidad, realizamos esta técnica en forma rutinaria con tasas de embarazos similares a las obtenidas con óvulos frescos.

Las consultas en nuestros comienzos eran escasas, pero poco a poco el escenario fue cambiando y hoy en día el interés de muchas mujeres sobre el tema es cada vez más frecuente.

Creemos en esta medida preventiva para evitar la “infertilidad” cuya aplicación permitirá concretar tu sueño más preciado.

Dra. CAFFARATTI Cecilia – Dr. PÉREZ ALZA José A.

Fecundart  

Instituto Integral de Fertilización Asistida 

www.fecundart.com.ar

Tel.: 0351-4257182

Más

Banco de óvulos

Nota publicada en La Voz el día 

Una herramienta indispensable para un centro moderno de reproducción asistida que reduce los tiempos de espera en los tratamientos de ovodonación.

 

¿Qué es un banco de óvulos?

La llegada de la vitrificación (técnica de reproducción asistida que permite la criopreservación de óvulos y de embriones) hizo posible que algunos centros de reproducción asistida pudieran contar con “bancos de óvulos”.

Un banco de óvulos es una herramienta indispensable en un centro moderno de reproducción asistida que nos permite:

  • Preservar la fertilidad (indicaciones oncológicas, quimioterapia, razones sociales).
  • Reducir del número total de embriones criopreservados.
  • La ovodonación.

Fecundart cuenta con un banco de óvulos desde el año 2009 y se encuentra acreditado por Refes (Registro Federal de Establecimientos de Salud).

Nuestro primer nacimiento fue en 2010 (primero en la provincia).

¿Qué es la ovodonación?

Es una técnica de reproducción asistida indicada principalmente en pacientes que han agotado su capital de óvulos.

Con esta técnica, una paciente (donante) dona a otra un número determinado de óvulos que son fecundados con los espermatozoides de su pareja o donante.

Los embriones obtenidos son transferidos al útero de la receptora.

¿Cuáles serían las ventajas de un banco de óvulos?

Nos permite confirmar (guardar) un número adecuado de ovocitos para cada receptora, antes del inicio del tratamiento.

Además, facilita la sincronización de la transferencia embrionaria entre la donante y la receptora.

Logra mejores resultados que los obtenidos con ovocitos no criopreservados (frescos).

¿Cuáles son los resultados de la ovodonación con óvulos criopreservados?

Son muy buenos: oscilan entre un 40 y un 50 por ciento de embarazo por transferencia embrionaria.

¿Qué estudios debe realizar la pareja?

En líneas generales, debe realizar los exámenes de rutina que se llevan adelante durante el estudio de la pareja estéril (investigación de las infecciones que puedan generar algún problema en el embarazo, VIH, rubéola, hepatitis B-C, VDRL, espermograma-cultivo, ecografía, papanicolau-mamografía, grupo y factor).

Sumamos a estos el diagnóstico genético de portador sano de fibrosis quística y el estudio de la cavidad uterina mediante histeroscopia.

¿Cuánto debe esperar una paciente para iniciar un tratamiento de ovodonación? ¿Existe lista de espera?

La paciente sólo deberá esperar el tiempo que demande la realización de los estudios previos (un mes).

En nuestro banco contamos con un importante número de óvulos que nos permite dar respuesta a todas nuestras pacientes. Sin lista de espera.

Bioq. Mariano PÉREZ*

Dra. Lucrecia ROJO**

* Director de laboratorio de reproducción asistida Fecundart.

** Especialista en ginecología-reproducción asistida.

 

Más