Alta complejidad: ICSI

Alta complejidad: ICSI

Consiste en seleccionar un espermatozoide de una muestra de semen, e inyectarlo luego en el óvulo

¿Qué es el ICSI?

El ICSI, por sus siglas en ingles Intracytoplasmic sperm injection, consiste en seleccionar un espermatozoide de la muestra de semen , y luego inyectarlo en el óvulo.


La elección de ICSI o IIU dependerá de la causa de la subfertilidad. El factor masculino (moderado a severo) es una de las primeras indicaciones de ICSI.

PROCEDIMIENTO

El procedimiento comienza con la estimulación ovárica de la mujer, lo cual tiene como objetivo inducir la maduración de más foliculos durante el ciclo, para luego obtener los ovocitos mediante punción (el día programado de la ovulación).

Luego de la punción, se inyectan los ovocitos maduros con los espermatozoides obtenidos a partir de la muestra de semen del paciente. Se esperan 18 a 20 horas para confirmar la fecundación del óvulo. De ser fecundado, se cultivan los embriones formados en un ambiente exactamente controlado.


Luego de su maduración, aproximadamente a los 5 días, se decide si se transfiere o se criopreserva.

Se realiza la preparación endometrial, lugar donde se implanta el embrión.

Nuestros biólogos evalúan el desarrollo embrionario, permitiendo elegir el momento y el número ideal a transferir.La transferencia de blastocistos (embriones de 5 días) tiene mejor tasa de embarazo ya que presentan una mayor capacidad de implantación.Esto permite una mejor selección embrionaria lo cual ayuda en la transferencia electiva de un solo embrión (reducción de la tasa de embarazo múltiple) y en la correcta elección de los embriones a criopreservar. Los embriones no transferidos quedan criopreservados para su utilización en el futuro.
Aproximadamente el 30% de los tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad tienen embriones/ovocitos para criopreservar, aportando tasas de embarazo similares o mayores a las obtenidas con embriones en fresco.Esta técnica permite realizar una nueva transferencia embrionaria en aquellos casos donde no se logró un embarazo, o la búsqueda de un segundo hijo, evitando de esta forma una nueva estimulación y punción ovárica.

PROCEDIMIENTO

El procedimiento comienza con la estimulación ovárica de la mujer, lo cual tiene como objetivo inducir la maduración de más foliculos durante el ciclo, para luego obtener los ovocitos mediante punción (el día programado de la ovulación).

Luego de la punción, se inyectan los ovocitos maduros con los espermatozoides obtenidos a partir de la muestra de semen del paciente. Se esperan 18 a 20 horas para confirmar la fecundación del óvulo. De ser fecundado, se cultivan los embriones formados en un ambiente exactamente controlado.


Luego de su maduración, aproximadamente a los 5 días, se decide si se transfiere o se criopreserva.

Se realiza la preparación endometrial, lugar donde se implanta el embrión.

Nuestros biólogos evalúan el desarrollo embrionario, permitiendo elegir el momento y el número ideal a transferir.La transferencia de blastocistos (embriones de 5 días) tiene mejor tasa de embarazo ya que presentan una mayor capacidad de implantación.Esto permite una mejor selección embrionaria lo cual ayuda en la transferencia electiva de un solo embrión (reducción de la tasa de embarazo múltiple) y en la correcta elección de los embriones a criopreservar. Los embriones no transferidos quedan criopreservados para su utilización en el futuro.
Aproximadamente el 30% de los tratamientos de reproducción asistida de alta complejidad tienen embriones/ovocitos para criopreservar, aportando tasas de embarazo similares o mayores a las obtenidas con embriones en fresco.Esta técnica permite realizar una nueva transferencia embrionaria en aquellos casos donde no se logró un embarazo, o la búsqueda de un segundo hijo, evitando de esta forma una nueva estimulación y punción ovárica.